"Hacer click sobre la imagen para ampliarla"

UNIDADES EN STOCK: 0

UNO Y OTRO (RUSTICA)

Autor: WERNICKE MARIA

Ficha técnica
$ 290
Código : 9871801534 Título: UNO Y OTRO (RUSTICA) Autor: WERNICKE MARIA Precio: $290 Formato:
Medidas: Páginas: Colección: Colección líneas Arena Ilustrador: Editorial: CALIBROSCOPIO
Comentarios:
Por Cecilia Bajour, para www.imaginaria.com.ar Uno y Otro. Todos. Nadie y Alguien. Palabras camaleón que cambian su piel según dónde y con quién se encuentren. Palabras esponja que absorben la identidad que una voz, un contexto, un relato visual les haga beber. Palabras anónimas que en este libro-álbum singular pasaron a ser protagonistas de una historia donde el color, el diseño y las peculiares figuras revelan otras maneras de nombrar. No se puede hablar de este libro sin atribuirle provisorios significados a la ambigüedad aun con la certeza de que, como siempre ocurre, cada lector intentará entrar con sus personales hipótesis a este relato sumamente abierto al juego estético e intelectual. Uno y Otro cuenta la historia de dos criaturas que pertenecen a mundos contrastantes: en el de Uno predomina el color blanco sobre un fondo negro; en el de Otro, el negro sobre un fondo blanco. Sus universos de tinta representan lúdicamente arborescencias, planetoides, animales, objetos y arquitecturas fuera de lo común. El mundo de Uno parece obedecer a una ley de gravedad y el de Otro a la opuesta. El contrapunto entre esos dos universos es el eje de las decisiones estéticas de la autora y del fino trabajo de edición que cuida el ritmo binario y sus transiciones. Las palabras participantes del relato condensan la amplitud propia de los impersonales que se personalizan en el diálogo con la ilustración. Uno y Otro dejan de ser indefinidos cuando la palabra enlaza la mirada con la representación gráfica. "Todos saben que un día Uno y Otro se encontraron." (Click en la imagen para verla más grande.) Al producirse el encuentro visual entre Uno y Otro, cada cual mirando los ojos de su vecino desde su mundo en páginas enfrentadas, en la base grisácea de la página (otro mundo) unos seres perrunos, identificados en el texto escrito como Todos, los observan por fuera del marco como si se tratara de una escena teatral. La cercanía de estos personajes al lector-espectador que mira a Uno y a Otro y a la vez a estos mirones, plantea una complicidad que lo incluye en la abarcadora dimensión de los Todos. Es decir, de este modo el lector es postulado como posible miembro de la cofradía de Todos. Quizás son un puerto acogedor que comparte la visión enigmática de estos seres y estos mundos. Este puente tendido al lector se refuerza en el hecho de que el punto de vista de Todos pasa a ser el que predomina, como por ejemplo en las afirmaciones: "Imaginan que Uno se sintió perdido" o "Afirman que Otro se perdió". La ausencia del sujeto (Todos) que se quedó en las páginas anteriores, dota a estos enunciados de cierto matiz de imprecisión a tono con el ambiguo universo de los pronombres impersonales. El encuentro entre Uno y Otro no es feliz a pesar de la suposición de Alguien de la utópica existencia de una posible amistad. Alguien es, significativamente, el personaje más enigmático de esta historia. Es entonces que la aparición de Nadie, en el cuerpo de otra simpática criatura, da una vuelta de tuerca a la incomunicación y la distancia entre personajes y planos de los mundos representados. De su boca sale una solución que tiene la forma de secreto multicolor expresado en un collage de delicados pedacitos de papel que llega a oídos de Uno. Todos pasan de ser espectadores a ser activos participantes de este secreto que lo es también para el lector (por un rato separado de Todos a los fines intrigantes del relato). Nadie y Todos, paradójicamente si tenemos en cuenta el significado habitual de estas palabras, se vuelven aliados de una historia en la que los colores que no son blanco y negro van a tener un rol decisivo. Es muy interesante cómo se plantea a nivel gráfico el relieve brindado a esta alianza: mientras Uno y Otro dándose la espalda cavilan sobre el secreto recibido en la mitad superior de dos páginas que se enfrentan, en la franja inferior generosamente ampliada Todos y Nadie se mantienen expectantes y aparentemente confiados comparten un plano de fondo sin quiebres en el color. A partir de allí, cuando Uno y Otro se van a dormir con su secreto, los colores irrumpen en la dimensión onírica permitiendo un encuentro en el que ambos mundos, antes enfrentados y distantes, comienzan a generar vasos comunicantes. Uno y Otro avanzan por los universos del sueño que ahora se enlazan de página a página manifestando su extrañeza por la visión de sendos mundos alternativos. Mientras, los colores en una suerte de aurora boreal o austral avanzan en el fondo de este encuentro hasta llegar en la última doble página, coincidente con las guardas finales, a dominar todo con una coloración en la que se funden el rojo, el amarillo y el naranja. En el borde inferior derecho, como saliendo del libro, es posible ver a Nadie. Unas últimas palabras atribuidas al enigmático Alguien coronan esta escena ofreciendo al lector una nueva incertidumbre, esta vez sobre el límite indefinido entre sueño y realidad. Cierre logrado para una historia donde la arena movediza de las palabras encuentra en la imagen una llave que no sabe cerrar puertas sino abrirlas. Uno y Otro recibió el premio "Destacados de ALIJA 2006", galardón con el que la Asociación de Literatura Infantil y Juvenil de Argentina distinguió a los libros sobresalientes entre los editados en Argentina durante ese año
Ver más libros